El automóvil un ejemplo de economía circular | Regusa Centro Autorizado de Tratamiento

Centros Autorizados de Tratamiento(CAT)

Los centros autorizados de tratamiento (CAT) de vehículos al final de su vida útil son las instalaciones en las que se lleva a cabo la tramitación de la baja administrativa de los vehículos del Registro de la Dirección General de Tráfico (DGT) así como la descontaminación de los mismos, el reciclado de algunas partes y la reutilización de las piezas y componentes que son susceptibles de ello. Para llevar a cabo estas operaciones sobre los vehículos al final de su vida útil, las instalaciones de los CAT están divididas en distintas zonas.

Centros Autorizados de Tratamiento (CATs)

Tal y como estipula el Real Decreto 1383/2002, los centros autorizados de tratamiento son “instalaciones, públicas o privadas, autorizadas para realizar cualquiera de las operaciones de tratamiento de los vehículos al final de su vida útil.

Dichos centros garantizarán la reutilización, reciclado y valorización del vehículo, bien por sí mismos o a través de otros centros de tratamiento”. Este tipo de instalaciones son las únicas que pueden recibir vehículos al final de su vida útil, emitir el certificado de destrucción y tramitar la baja administrativa de los mismos del Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Las principales operaciones a las que se someten los vehículos en este tipo de instalaciones son la descontaminación, la reutilización de piezas y componentes (desmontaje, almacenamiento y comercialización) así como las operaciones de tratamiento para fomentar el reciclado.

Los vehículos al final de su vida útil tienen la consideración de residuos peligrosos (con el código de la Lista Europea de Residuos LER 16 01 04*) una vez que entran en las instalaciones de un centro autorizado de tratamiento y se les emite el certificado de destrucción. Por ello, este tipo de instalaciones deben contar con una autorización otorgada por el órgano ambiental competente de la Comunidad Autónoma correspondiente como gestores de este tipo de residuos peligrosos. El hecho de que los centros autorizados de tratamiento cuenten con una autorización por parte del órgano ambiental competente de su Comunidad Autónoma y, consecuentemente con un código de autorización, permite llevar un censo de los mismos en las distintas Comunidades. Como ya se ha señalado anteriormente, a fecha de 1 de enero de 2012 existían en España 990 centros autorizados de tratamiento que garantizan la total cobertura del territorio de cara a que cualquier usuario pueda entregar su vehículo en una de estas instalaciones sin tener que desplazarse grandes distancias.

En Regusa llevamos 10 años siendo CAT (Centros Autorizados de Tratamiento), y estaremos encantados de atender sus dudas y ayudarle a gestionar la baja de su vehículo.

Contacto

Compartir